Posts tagged ‘Derechos Humanos’

10 diciembre, 2010

Vergüenza, miedo, esperanza…


No sé como expresarlo. Pero creo que algo ha pasado en este mundo nuestro, o mejor dicho, algo está pasando en este mundo nuestro. Tengo la sensación, no sé si compartida por muchos, pocos o nadie, de que nos encontramos en uno de esos cráteres de la historia en los que hay que tomar las decisiones acertadas para que todo esto no se torne aún más esperpéntico de lo que es. Por un lado, siento alegría cuando veo a los jóvenes británicos luchar por las tasas universitarias, aunque no los escuchen y los criminalicen; la misma alegría de ver que en la red se han organizado cantidad de grupos para orquestar diversas formas de protesta, más o menos plausibles. Por otro lado, siento lástima y vergüenza de quienes nos gobiernan, de sus tretas para enriquecer a unos a costa de todos, echando por tierra cualquier valor de tipo democrático que hubiera podido subsistir al egoísmo endémico de la sociedad occidental.

Es increíble que se esté criminalizando, una vez más, la forma de actuar del Gobierno chino en el caso del Nobel de la Paz, Liu Xiaobo. Yo no estoy de acuerdo en cómo está actuando China, que eso vaya por delante. Pero no se puede decir desde los medios occidentales que el gigante asiático ha puesto en marcha una ley mordaza que impide emitir la entrega de los galardones. No se puede decir que China ha ejercido presión para que 20 países no asistan a la ceremonia. Y no se puede decir, no porque no esté mal, que lo está, sino porque esos mismos medios no están criticando que eso también se está haciendo desde el Gobierno de Estados Unidos para silenciar y borrar del mapa a Wikileaks. Es decir, que el garante de la democracia y todos sus acólitos, nosotros, estamos a la altura de China en libertad de expresión. Por eso no se puede decir lo que se está diciendo, aunque habría que gritarlo a los cuatro vientos.

Especialmente vergonzoso es el caso Pfizer en Nigeria. Para el que no lo sepa Pfizer es una de las mayores, sino la mayor, farmacéuticas del mundo y Nigeria un país pobre, más pobre que la propia Pfizer. Pues bien, y gracias a los wikicables, nos hemos enterado que la farmacéutica experimentó con niños nigerianos un tratamiento contra la meningitis matando a 11 de ellos y dejando a muchos con serios trastornos mentales, que tampoco es para tanto porque un pobre no tiene derechos como todo el mundo sabe y si está loco es casi un favor que se le hace porque así no es consciente de lo que le rodea. Pues bien, un fiscal nigeriano, que seguro que era un cabrón con pintas, decidió investigar el caso y abrió una causa penal y otra civil contra los chicos de Pfizer. Presiones y detectives privados mediante, todo quedó en nada porque se airearon ciertas corruptelas del fiscal y se untó a dios y a la virgen para que se desestimara todo aquello. Conclusión, que me lío, que en este mundo nuestro se puede matar y asesinar siempre que tengas detrás a los dueños de los grandes valores occidentales, que como todo el mundo sabe están encabezados por los derechos humanos y la justicia universal. (Por no extenderme en esto, un documental que puso en mi conocimiento Alma ayer y donde se explica un poco lo que pasa en el Congo).

Si esto sigue así, si se sigue permitiendo que después de rescatar un banco con dinero público éste reparta 40 millones de euros entre sus directivos en concepto de bonus (AIB), si continuamos siguiendo ciegamente los dictados de los gobiernos cuando hacen que la población se eche encima de colectivos para tapar otras vergüenzas (como dice Lady Ava, somos idiotas), si permitimos que cada día se limite un derecho más por salvaguardar intereses privados o por hacer caso a los dictados del mercado (caso de las tasas británicas, caso griego, reforma laboral en España, etc.), estaremos contribuyendo a la construcción, por no decir consolidación, de otra forma de dictadura, la del capital. Un modelo global que será (es) dirigido con mano de hierro por unos mercados que ya han demostrado que están dispuestos a dejar morir, cuando no matar, a millones de personas en el mundo. Pero lo más importante de todo esto es que si dejamos pasar este momento de convulsión estaremos perdiendo la oportunidad, como parece que está pasando, de imponer un modelo social acorde a la ética de los muchos… porque somos muchos los que pensamos que debe existir racionalidad en la gestión de los recursos, somos muchos los que pensamos que debe existir una justicia global que no pueda ser evitada con argucias y, por encima de todo, somos muchos los que pensamos que los derechos humanos, tan desprestigiados y devaluados, deben ser la piedra sobre la que construir un nuevo mundo. Auque son muy pocos los que luchan. Cómo hacerlo, yo no soy los sufientemente inteligente para decirlo, quizás entre todos sepamos. (Ellos quieren que consumamos como individuos, tal vez sea una buena idea hacer una huelga de consumo como colectivo).

Anuncios